En la UE nuevo estudio aboga por la fragmentación del territorio para frenar la PPA

Fuente: Diario Veterinario

 

La Peste Porcina Africana está presente en la Unión Europea desde 2014 y actualmente no hay tratamiento ni vacuna disponible contra esta enfermedad, que infecta a jabalíes y cerdos. Hasta el momento, no se ha detectado ningún caso en Francia, pero la enfermedad circula en Italia y Alemania. También estuvo presente en Bélgica, donde fue erradicada en octubre de 2020.

Debido a la proximidad, científicos franceses han modelado un programa para predecir la circulación de la peste porcina africana en poblaciones de jabalíes en territorio francés.

Los autores han explicado que eligieron hacer el modelado en dos áreas. La primera es el territorio cercano a la frontera belga, “porque cuando comenzamos nuestro estudio, la peste porcina africana circulaba en este país”. La segunda es Pirineos Atlánticos, debido a que en esta zona son importantes las granjas de cerdos en libertad, “lo que puede aumentar el riesgo de transmisión de enfermedades entre jabalíes y cerdos”.

También han descrito cómo las dos regiones tienen topografías diferentes. El área cercana a la frontera belga está muy fragmentada, con un territorio cortado por carreteras y ciudades. Por el contrario, los Pirineos Atlánticos son más homogéneos y tienen espacios naturales más continuos.

En este sentido, explican que “la fragmentación natural del paisaje restringe la movilidad de los jabalíes y frena la propagación de la enfermedad”. Por otro lado, la circulación simulada de la enfermedad dura más: 2,6 años de media en la región franco-belga frente a 1,6 años en los Pirineos Atlánticos. Sin embargo, “cuanto más tiempo circule la enfermedad, mayor será el riesgo de que se transmita a las granjas domésticas”.

Otro parámetro que han valorado los científicos ha sido la práctica o no de la caza recreativa. Si la caza puede reducir el número de individuos infectados al reducir la población susceptible, “también tiene el efecto de dispersar las poblaciones de jabalíes y, por lo tanto, la enfermedad”, afirman.

Esto es particularmente notable en los Pirineos Atlánticos, donde la peste porcina africana tardaría una media de 300 días más en desaparecer de la población de jabalíes si la caza continuara. «La caza normalmente se suspende desde el momento en que se detecta un caso de peste porcina africana», señalan.

El escenario en el que se seguiría practicando la caza es, por tanto, “bastante teórico”, a menos que la enfermedad en los jabalíes pase desapercibida y, por tanto, la enfermedad se detecte muy tarde. De ahí “la importancia de tener una buena capacidad de detección”.

SOLUCIONES PARA ERRADICAR LA ENFERMEDAD

La modelización ha demostrado que la fragmentación de los territorios es decisiva para frenar la propagación de la peste porcina africana. Tras una fase de observación que permitiera definir claramente las zonas infectadas y las zonas a vigilar, la primera medida a adoptar en caso de detección de la enfermedad sería, por tanto, la colocación de barreras para reforzar la fragmentación del hábitat.

Otra medida importante sugerida por los autores para evitar la contaminación es la recogida de cadáveres. Una vez que la enfermedad está contenida en un área y el número de contaminaciones se reduce, “el segundo paso consistiría en sacrificar sistemáticamente los jabalíes presentes en el área infectada. Este método ha erradicado la peste porcina africana en Bélgica y la República Checa”.

Los investigadores concluyen en su estudio que ”estos resultados brindan una oportunidad para gestionar de forma sostenible la vida silvestre y analizar el proceso de infección de la enfermedad, ya que sigue siendo un verdadero desafío para la epidemiología de la PPA”.

   Un decálogo con las principales medidas para el control sostenible de poblaciones de jabalí
   Piden mayor control de fauna salvaje y del movimiento de animales para evitar la PPA
   PPA: “La única solución es evitar que entre, cualquier otra alternativa es un desastre”

Deja un comentario