Efecto de I-Cox sobre el peso de los lechones al destete y la incidencia de coccidiosis

Dr. Paul Cardozo y Dra. Anne-Sophie Hascoët
Departamento técnico
MPA Veterinary Medicines and Additives

Introducción

En el ganado porcino, Cystoisospora suis (sin. Isosporasuis) es la especie de coccidios más patógena y que afecta más gravemente a los lechones lactantes. Los signos clínicos incluyen diarrea no hemorrágica de consistencia pastosa a acuosa, pérdida de peso y apatía. En la actualidad, la cistoisosporosis es considerada como una de las principales causas de diarrea en lechones recién nacidos con una alta prevalencia en todo el mundo. Los ooquistes son altamente resistentes a la desecación y a los desinfectantes, lo que hace que su eliminación completa sea prácticamente imposible. La enfermedad muestra una morbilidad muy alta y una mortalidad baja, y no todos los lechones de una camada se encuentran igual de afectados, lo que resulta en pesos inferiores al destete y camadas desiguales y, por tanto, en pérdidas económicas considerables (Shrestha et al., 2017).

I-Cox es una combinación estandarizada de alcaloides isoquinolínicos y flavonoides. Dichos fitogénicos alcanzan el intestino sin ser degradados y/o absorbidos, y allí son capaces de llevar a cabo importantes funciones, tales como ejercer un efecto anticoccidial, antimicrobiano (contra E.
coli, Clostridium spp.), y modular así la microbiota intestinal.

El objetivo de la prueba fue evaluar el efecto de I-Cox en lechones lactantes en una granja que presenta episodios de coccidiosis.

Localización

El presente ensayo fue realizado en una explotación comercial porcina del centro de España en abril de 2022.

Metodología

Se realizó una prueba comparativa frente a toltrazuril (o también llamado toltrazurilo) en lechones lactantes. Se formaron aleatoriamente 3 grupos experimentales:

  • Grupo Control negativo: 24 lechones a los que no se les aplicó ningún tratamiento durante el periodo de lactancia.
  • Grupo Control positivo: 35 lechones a los que se les administró toltrazuril siguiendo el protocolo habitual de la granja.
  • Grupo I-Cox: 35 lechones a los que se les administró una única dosis a razón de 2 ml de I-Cox/lechón vía oral.

Los respectivos tratamientos se realizaron alrededor del día 3 de vida de los lechones en todos los casos.

Todos los lechones fueron identificados el día 0 del estudio mediante un crotal numérico individual y a cada cerda se le asignó un color asociado al tratamiento. Se realizó el control de peso individual los días 0, 7, 14, y 21. Se efectuó un control diario de valoración de heces. En el caso de que una camada presentara signos de diarreas compatibles con coccidiosis, se tomarían muestras de éstas y se realizaría un análisis laboratorial para confirmar la presencia de Cystoisospora suis y el diagnóstico presuntivo.

Análisis estadístico

Se utilizó el programa de análisis estadístico XLSTAT 2020.5.1. y para los gráficos box plot. Para valorar la significancia estadística de los pesos en cada uno de los momentos se realizó una ANOVA y un Test de Student Levene para evaluar la diferencia estadística entre grupos experimentales.

Resultados

No se detectaron diferencias significativas (P>0,05) en el peso vivo entre los diferentes grupos al cabo de los 7 primeros días de vida. Sin embargo, para los días 14 y 21, los lechones del grupo I-Cox presentaron mayor peso vivo seguido por el grupo control positivo que recibió toltrazuril comparados con el grupo control negativo (P<0,05) (Figura 1).

Figura 1. Resultados obtenidos en cuanto al peso vivo a los días 0, 7, 14 y 21 (P<0,05).

En la Figura 2, no se observaron diferencias significativas (P>0,05) en la ganancia media diaria (GMD) entre los grupos a los 7 primeros días de vida. No obstante, al cabo de 14 y 21 días, los lechones del
grupo tratado con fitogénicos presentaron mejor ganancia media diaria seguido por el grupo control positivo (con toltrazuril) comparados con el grupo control negativo (P<0,05). Se vio un cambio notorio de 7 a 14 días donde el grupo control positivo presentó una ligera caída de la ganancia de peso.

Figura 2. Resultados obtenidos en cuanto a la ganancia media diaria (GMD) (P<0,05).

No se ha observado incidencia de diarreas asociadas a coccidiosis en el grupo I-Cox durante todo el periodo que duró la prueba (Figura 3). En cambio, el grupo que recibió toltrazuril presentó un 36% de diarreas asociadas a coccidiosis registrado a día 14 de la prueba. Este hallazgo podría explicarse por el uso excesivamente continuado de este principio activo y la aparición de resistencias a éste. De hecho, un estudio de campo llevado a cabo por Shrestha et al. (2017) evidenció un caso de resistencia de C. suis al toltrazuril. Incluso aumentando la dosis, el tratamiento siguió sin responder. Por ello, es necesario recurrir a otras alternativas eficaces como combinaciones potentes de fitogénicos con resultados contrastados.

Figura 3. Resultados obtenidos en cuanto a la incidencia de diarreas generadas por coccidiosis (en porcentaje) (P<0,05).

Las gráficas en Box Plot (Figura 4 y 5) nos permiten observar la gran homogeneidad en el peso vivo, tanto a día 14 como a 21, de los lechones que recibieron el tratamiento fitogénico en comparación con los otros tratamientos, especialmente con el grupo control positivo tratado con toltrazuril que presentó una gran dispersión de sus pesos en ambos días de evaluación.

Figura 4. Gráfico Box Plot referente al peso vivo a día 14.

Figura 5. Gráfico Box Plot referente al peso vivo a día 21.

Hoy en día, la hiperprolificidad de las cerdas reproductoras es uno de los factores que más contribuyen al aumento de la dispersión de pesos en los lotes, generando para el productor mayores costes en la gestión de los cebos, importantes descuentos al sacrificio y problemas sanitarios.

El presente trabajo, junto a las pruebas de campo efectuadas en distintas granjas comerciales, nos permite afirmar que I-Cox controla de forma eficaz la aparición de diarreas causadas por coccidios y favorece el crecimiento de los lechones reduciendo significativamente la dispersión de pesos. Se logra así mayor homogeneidad en esta fase de lactancia y posterior destete.

Conclusiones

El estudio de pesos realizado sobre los tres grupos revela que, a día 21, existen diferencias estadísticamente significativas entre sí, obteniéndose la media más alta de pesos en el grupo I-Cox, combinación de potentes fitogénicos, seguido por el grupo control positivo con toltrazuril y, en último lugar, el grupo control negativo. También la ganancia media diaria ha reflejado diferencias estadísticamente significativas entre grupos, siendo la más alta para el grupo suplementado con fitogénicos, seguido por el grupo control positivo y, en último lugar, el grupo control negativo.

El uso de I-Cox proporciona a los profesionales del sector porcino un alto nivel de seguridad, eficacia análoga a la de los anticoccidiales convencionales como es el toltrazuril, combinado con un bajo potencial para desarrollar resistencias. Esta alternativa es una óptima estrategia para afrontar con éxito la retirada de fármacos anti coccidiales y reducir el uso de antimicrobianos que generan resistencias y ponen en peligro la salud del consumidor final sin perder rendimiento productivo.

Referencias

Shrestha, A., Freudenschuss, B., Jansen, R. et al. (2017). Experimentally confirmed toltrazuril resistance in a field isolate of Cystoisospora suis. Parasites Vectors 10, 317.

Deja un comentario