Manejo de hembras primerizas

Escribe: Dr. Óscar Huerta – Consultor en producción porcina

Cada semana al hacer la evaluación de los resultados de lechones destetados por hembra por año, llegamos a ver que el resultado es de apenas 25 lechones o menos, y nos preguntamos: ¿en dónde está la falla?

La realidad es que en pocas ocasiones nos detenemos a hacer ese diagnóstico, y para llegar a este debemos hacer un análisis detallado de cada uno de los puntos abajo descritos en el “Árbol de la productividad”.

Los dos grandes parámetros que debemos desglosar son tamaño de camada y partos / hembra / año.

De todos, es conocido que el tamaño de camada se conforma de lechones nacidos vivos, % de momias y % de nacidos muertos, y los partos / hembra/ año se conforman de lo largo de la gestación, largo de lactancia y días no productivos.

En los últimos reportes que he tenido la oportunidad de revisar, a pesar de la calidad de la genética y de las instalaciones, apenas se logra llegar a 14 lechones nacidos totales. Pero, ¿cuál es la razón de esta falla productiva? Dentro de las variables que afectan el tamaño de la camada podemos mencionar:

• Edad y peso al 1er servicio.

• Uso de instalaciones especializadas en primerizas (GDU, Gilt Development Unit).

•Alimentación de la primeriza.

•Programas de uso de hormonales para programación de ciclo.

•Programa de alimentación de las cerdas (al destete, después de la carga, durante la gestación y antes y durante del parto).

•Horarios para hacer la inseminación (programas para primerizas o multíparas).

•Inseminación cervical o postcervical.

•Condición corporal de las cerdas.

•Número de partos promedio de la granja.

•Estado de salud del hato, por medio de un programa de control integral de patógenos (vacunación y medicación).

•% de momias (generalmente relacionado con problemas infecciosos).

•% de nacidos muertos; este parámetro va relacionado directamente con la edad de las cerdas, problemas infecciosos y manejo por parte del personal.

•% de mortalidad durante la lactancia.

Dentro de las variables que afectan el parto / hembra / año, podemos mencionar:

•Largo de la gestación (generalmente es de 114 días).

•Largo de la lactancia, eso dependerá de cada una de las granjas. En general hablamos de 21 días, pero últimamente se está optando por 24 días con la finalidad de mejorar la calidad del lechón.

•Hembras desechadas durante la lactancia.

•Días de destete al 1er servicio (este deberá ser menor a 7 días con más del 90% de hembras destetadas que presenten calor).

•Mortalidad de hembras durante la gestación (causado principalmente por problemas sanitarios y eventualmente alimenticios).

•Días de destete a servicio efectivo (acá se incluyen los días de destete al 1er servicio, mortalidad de hembras, abortos, repeticiones, hembras vacías, etc).

Para facilitar el diagnóstico de ubicar las posibles fallas para llegar al objetivo de 2.57 partos / hembra / año, se presenta en la Tabla 1.
Las variables principales son: largo de la lactancia y días de destete a servicio efectivo.

Como se puede observar en la Tabla 1, la variante principal son los días de destete a servicio efectivo.

En la Tabla 2, se considera un supuesto de lechones destetados, considerando por un lado partos /hembra / año y lechones destetados proparto.

Ya que localizamos en qué cuadrante está nuestro resultado de producción de la granja, podemos identificar cuál o cuáles son nuestras áreas de oportunidad, por un lado la causa de los días no productivos (DNP), y por el otro, el escaso tamaño de camada y/o la mortalidad en maternidad.

Deja un comentario